¿Quiénes somos?

Pensamiento docente está conformado por un grupo de personas interesadas en la reflexión y discusión en torno a los diferentes temas que componen el campo cultural de la educación. El objeto principal de los temas en los que trabajamos se centra en los sistemas formales de enseñanza, en especial la escuela, desde la convicción de que la filosofía de la ciencia, vinculada a la coyuntura social y política, constituye una herramienta de gran valor para la elaboración de una matriz teórica y conceptual congruente con la producción de un conocimiento significativo para la investigación y la práctica educativa.

Con esta propuesta pretendemos ofrecer a las y los profesores herramientas críticas que los incentiven a posicionarse como agentes activos en la producción de conocimiento social e institucionalmente validado sobre el cual se construyen las prácticas educativas, en tanto que identificamos una carencia al respecto debido a la desconexión estructural entre la investigación y la práctica educativa.

Es decir que, como profesionales, las y los docentes deben comenzar a tomar un rol más activo tanto en las instancias de producción de conocimiento como en la reflexión sobre los métodos y teorías que respaldan las políticas educativas que determinan las prácticas docentes, las que muchas veces se ven forzadas para adecuar los discursos teóricos “recomendados” por las autoridades educativas y las realidades mismas de las escuelas. Es por esto que en primera instancia creemos necesario que se produzca una conquista de los espacios de validación socio-institucional por parte de aquellos que ejercen el oficio y enfrentan día a día los desafíos de enseñar a los jóvenes.

Sobre la base de lo anterior, pensamos que el conocimiento que se transmite en las escuelas debería no solamente adecuarse a las necesidades de los seres humanos, sino también al cuidado de la naturaleza y a la convivencia con los demás seres vivos de nuestro planeta. Pensamos en una noción del conocimiento y la educación que trascienda las limitaciones del antropocentrismo, capaz de capturar y describir en toda su belleza y complejidad emocional al mundo natural sin por ello sacrificar la objetividad que nos aporta una perspectiva científica ni desconocer las contingencias propias a la experiencia de ser humano.

En este sentido, pretendemos desmitificar la dicotomía artificial entre humanidades y ciencia tan presente en la educación, destacando críticamente los aportes de ambas esferas del saber en la construcción de conocimiento. Esta visión nos permite considerar el conocimiento como un proceso colectivo de producción de verdades que determinan conductas cotidianas.

Tanto la falta de rigurosidad metodológica, como la validación de teorías y prácticas pseudocientíficas constituyen graves problemas del panorama educativo actual, donde existe una escasa reflexión en torno a problemas de orden epistemológico. Estos problemas no solo inciden en la calidad de los aprendizajes de los estudiantes, sino también en las condiciones laborales de los profesionales de la educación, quienes se ven obligados a invertir una gran cantidad de su tiempo y recursos intelectuales en satisfacer normativas y modelos teóricos que en la práctica terminan teniendo un valor puramente burocrático, resguardado por jerarquías institucionales que obedecen a requerimientos diferentes a los educacionales, al mismo tiempo que deben continuar resolviendo las cuestiones de orden pragmático propias de la escuela.

Frente a todo este panorama, creemos que en el ámbito educacional se vuelve necesario traer a la discusión a la filosofía de la ciencia, entendida esta como una herramienta epistémica y metodológica que nos permitirá posicionar de manera crítica nuestros planteamientos hacia las prácticas dominantes de producción de conocimiento. Es por esto que nos proponemos iniciar proyectos de investigación autogestionados que tengan como objetivo la producción de dispositivos epistemológicos de relevancia pragmática para la práctica pedagógica, tales como insumos didácticos y propuestas de implementación, mientras que la reflexión teórica y filosófica que los respalda se comunique a través de revistas académicas, congresos u otros espacios de validación institucional del conocimiento.

¿Están invitados a seguir nuestras redes sociales y a estar atentos a las actualizaciones de nuestra página web?

Facebook
Facebook